Este sitio web utiliza cookies para realizar análisis y mediciones de tus visitas. [ Acepto ] [ Más información aquí ].
string(3) "seo"

Mitos del SEO: stop words y errores gramaticales

Las stop words (o palabras comunes) son términos que los buscadores ignoran cuando rastrean un texto. Si alguien realiza una búsqueda amplia para dolor cabeza, Google regresará dolor de cabeza como keyword determinante en la mayoría de sus resultados. “de es una preposición que no influye significativamente en la construcción de mapas semánticos, y Google se ahorra trabajo de mapeo e indexación saltándola.

Las stop words (preposiciones, conjunciones, artículos, adverbios, pronombres, y algunos verbos) forman aproximadamente un 30% - 40% de los textos escritos en español, y sin ella sería imposible comunicarnos con naturalidad. Por esto su ausencia no son buena señal para Google, ni tampoco podríamos escribir textos con sentido ignorándolas.

Google las ignora sólo para la creación de significados, ya que no aportan la “sustancia” y el “color” de los sustantivos y adjetivos. Para simular este comportamiento, también son ignoradas por los analizadores de densidad de keywords.

Por eso es tan importante utilizar herramientas de análisis de densidad para nuestro idioma. Un texto en español debe analizarse con una herramienta para español, y no para inglés, ya que las stop words en ese idioma son otras. Hay autores que incluso creen que analizar la densidad de keywords ha perdido algo de su utilidad original (http://www.e-marketing-news.co.uk/Mar05/garcia.html), y exagerar puede traer complicaciones. Aparentemente, es mucho más importante incluir la keyword en un título denso y en una URL lo más concisa posible, que en metas y textos bajo la famosa proporción del “3%”.

También creo que es inútil diseñar estrategias afanosas en desechar stop words, en detrimento de la naturalidad del texto. Si deseamos posicionar una página que vende pastillas para el dolor de cabeza, es erróneo utilizar el término incorrecto dolor cabeza en título, meta description, URL y texto, con la excusa de que “eso es lo que busca la gente”.

Sí, eso es lo que pueden buscar algunas personas para ahorrarse tiempo escribiendo, pero: 1) así no escribe la mayoría (basta usar Adwords Keyword Tool para darse cuenta), 2) Google no nos dará ningún privilegio encima de otros, precisamente porque no está prestando atención a las stop words que usa la competencia, 3) es un error gramatical, penalizado por la RAE, y posiblemente por Google.

Además de desperdiciar nuestro esfuerzo, pueden ocurrir dos cosas:

- Los usuarios que atraigamos pensarán que el texto fue escrito por Tarzán, o por un robot, o por un idiota. En todo caso, preferirán leer un texto de mejor calidad en otro sitio web, lo que se traduce en rebote seguro y una señal de advertencia para Google.

- Aunque improbable, Google podrá extrañarse por la presencia de dos sustantivos unidos mágicamente (“dolor cabeza”), ninguno de los cuales es un adjetivo substantivado -única posibilidad que conozco para unir dos sustantivos, al menos fuera de la poesía-, y por lo tanto, constituyen un error gramatical. Google se extrañará todavía más cuando encuentre el error repetido unas 10 veces en título, URL, meta description y texto. Esto lo puede detectar un lingüista, ¿pero ha llegado Google a este nivel de entendimiento de la gramática española, al menos con el lanzamiento del Google Panda para castellano? No lo sabemos, pero no tenemos que esperar para escribir textos correctamente como manda Cervantes, y menos como los funcionarios de 1984.

Aquí os ofrezco un pequeño estudio estadístico para cotejar la teoría con la práctica. Utilizando los términos dolor cabeza y dolor de cabeza, he estudiado las tres primeras páginas de resultados de Google -donde se queda el 87% de los usuarios-, he ignorado los resultados de búsqueda vertical (videos, noticias), y he extraído porcentajes redondeados de coocurrencias.

Realizando una búsqueda de dolor cabeza y dolor de cabeza en Google, encontramos que aproximadamente el 80% de los resultados totales de la primera búsqueda aparecen también en los resultados de la segunda búsqueda, con ligeras variaciones en las posiciones.

En la primera página, el 90% de los resultados de dolor cabeza aparecen en dolor de cabeza. El resultado faltante aparece de primer lugar en la segunda página. En la segunda página, el 60% de los resultados de dolor cabeza aparece en dolor de cabeza. De lo que no aparece, un resultado aparecía en la primera página, y otros tres en la tercera.

Ya en la 3ra página hay una mayor dispersión. Sólo coincide un resultado, pero otros cuatro aparecían ya en la 2da página. Este gráfico para refleja el comportamiento de la distribución de resultados.

Ambas búsquedas, aunque diferentes, arrojan resultados sumamente similares. Pero ninguno de los resultados encontrados, en ninguna de las búsquedas, emplea el término incorrecto “dolor cabeza”. Si alguien se ha saltado el castellano para hacer SEO con esta keyword, es claro que perdió su tiempo.

Yendo más allá, y adentrándonos en otras variaciones, si buscamos el plural dolores de cabeza (en amplio), el 93% de los resultados coincidirá con la búsqueda de dolor de cabeza, y el 87%, con la búsqueda de dolor cabeza. Con esto también queda claro como Google construye sus mapas semánticos entendiendo perfectamente el plural de un término en equivalencia con su singular.

De toda la búsqueda para dolores de cabeza, los nuevos resultados respecto a las búsquedas anteriores son los únicos de toda la lista que utilizaban el término exacto “dolores de cabeza” en su URL. La mayoría de los resultados incluía sólo el término dolor de cabeza en el título y/o URL, pero sólo un par incluía dolores de cabeza, que es el término que estamos buscando.

¿Por qué? Los técnicos SEO detrás de las páginas mejor posicionadas seguramente han analizado las cifras de Adwords Keyword Tool. En Adwords Keyword Tool, dolor de cabeza tiene 40.500 búsquedas mensuales, y dolores de cabeza, 5.400. Podemos presumir que cuando alguien tiene dolor de cabeza, se preocupa sólo por su dolor, y no por el de los demás, por lo cual es más probable que realice la búsqueda en singular. Bajo las circunstancias, quizás este término se puede considerar hasta incoherente.

Dolores de cabeza podría ser una búsqueda más común entre estudiantes e investigadores, o personas con dolores intermitentes (de la misma forma que se utiliza el plural para calorones). En todo caso, Google ha aportado más relevancia a los sitios posicionados con dolor de cabeza, aunque hayamos solicitado el término dolores de cabeza.

Conclusión. Desde el punto de vista práctico, no es aconsejable planificar campañas de SEO saltándose las reglas del idioma castellano. No conviene obsesionarse con términos exactos pero incorrectos desde el punto de vista ortográfico o gramatical, para adaptarse a las búsquedas de algunos usuarios. No sólo es penalizable: también es inútil. Los rankings también están influidos por la búsqueda de la mayoría y las reglas del idioma que utilizamos.

Además conviene entender que el uso correcto de un singular suele ser suficiente para posicionarse en la búsqueda de un plural, y viceversa. Los mapas semánticos utilizan lógica difusa (fuzzy logic), y así conviene pensar. Por ejemplo, en una campaña de link building se puede enlazar perfectamente desde el término dolores de cabeza a una página web que se está posicionando para dolor de cabeza. No es lo mismo, pero tampoco es lo contrario. Según la lógica difusa (fuzzy logic), es casi lo mismo, y esto es lo que importa. Si nos manejamos entre un singular y un plural, siempre conviene utilizar ambos en el texto, y alternarlos entre título y URL para ser más adaptables y competitivos. Lo más inteligente, según nuestros objetivos y nuestra competencia, suele ser dar prioridad al términos con más búsquedas.

Update 14-04-2011: Es una regla importante del SEO profesional no colocar stop words en las URLs amigables.

Añadir comentario

Comentarios

2015-09-20 - Logrid Solutions

Perfecto, estaria bien un ejemplo.

2015-11-14 - WebArt.es | Arte en Crear Página Web

Muy interesante todo el artículo Daniel ;) Desconocía que eran las "Stop Words" hasta que he llegado a tu publicación. Por cierto, tienes mi voto positivo en que WordPress es malo para SEO (un artículo que también leí y que me gustó mucho tu punto de vista). Gracias por tu Trabajo! Un saludo desde Barcelona

2016-06-05 - WebAppsMexico

Excelente articulo y estudio. Muchas gracias por publicarlo.